Celulitis

¿Qué es? La celulitis es una de los problemas estéticos que más afectan a las mujeres y se suele producir en glúteos, abdomen, mulsos y caderas.

La piel de naranja es una alteración de la piel a consecuencia de la acumulación de nódulos adiposos o grasa en glúteos, abdomen, mulsos y caderas. También incluye una serie de alteraciones de los tejidos fibrosos que provoca una retención de líquidos y un nivel excesivo de estrógenos (por ello se suele presentar en las mujeres).

Causas Celulitis blanda: Es la más común. Se caracteriza por su flaccidez y se mueve cuando cambiamos la postura. Este tipo de celulitis no suele ser dolorosa y se presenta normalmente en la zona de los muslos y glúteos.
Se da sobre todo en mujeres a partir de los cuarenta años con exceso de peso, que no tienen actividad física o que han adelgazado en poco tiempo.
Celulitis dura: Se caracteriza por ser la más dolorosa, a veces incluso sin tocarla. Se llama celulitis dura porque es rígida y compacta. Suele ir acompañada de estrías. La padecen jóvenes robustos. Sus causas principales son la genética y las alteraciones hormonales.
Celulitis edematosa: Se encuentra en parte lateral de los muslos y en los glúteos y presenta una consistencia acolchada. Suele ser dolorosa. Puede acabar provocando la aparición de varices y signos de edemas.
Generalmente se inicia en la adolescencia a causa de la mala circulación sanguínea y el mal funcionamiento del sistema linfático. También se debe a la acumulación excesiva de grasa, la retención de líquidos y la falta de actividad física.
Celulitis mixta: Es la combinación de las anteriores. Hay personas que tienen celulitis dura en las piernas, edematosa en los muslos y blanda en el abdomen.

Formas de tratamientos Ondas de choque
Radiofrecuencia
Cavitación
Mesoterapia
Carboxiterapia